El KOMODÍN K-160 es un molino destinado al trabajo a escala de laboratorio. Se pueden procesar pequeñas muestras o cantidades de hasta 150 Kg/h en servicio continuo y según las propiedades del producto a moler.

La versión de laboratorio está compuesta por una mesa de diseño compacto y por un saco colector del producto molido. Tiene un alimentador vibratorio con una tolva de 5 lts. Con la versión Komodín se pueden utilizar otros elementos de molienda (abanicos, martillos oscilantes), montajes semi-industriales y alimentación por visinfín. Posibilidad de adaptar el equipo para molturaciones criogénicas.

Archivos adjuntos