Los mezcladores de sólidos en “V” se caracterizan por la efectividad en su mezcla de 1 a 100.000 partes y su facilidad de limpieza. Estos modelos son adecuados para la fabricación de pequeños lotes de concentrados o para la investigación de productos en laboratorios I+D, posteriormente escalables a mezcladores industriales.

Destaca por su rapidez, por su amplia utilidad y la gran precisión para mezclas de sólidos en polvo o granulado y con posibilidad de adición de líquidos hasta un máximo del 10%. Opcionalmente se le puede acoplar un eje desterronador y un inyector de líquidos que según la viscosidad del producto se deberá hacer mediante una pequeña bomba o un depósito presurizado.

Archivos adjuntos