Los mezcladores horizontales son equipos ideales para la mezcla íntima de sólidos secos, pulverulentos o granulados.

Su diseño horizontal, incorpora un eje mezclador con dos grupos de palas opuestas, situadas a lo largo del eje con soportes transversales. En estas condiciones, el producto se mantiene en un estado de fluidificación que facilita la mezcla íntima con menor consumo de energía.

Realiza mezclas de calidad con homogeneizaciones entre los componentes que pueden llegar a proporciones de 1 a 8000 partes, con tiempos de mezcla máximos de 10 a 15 minutos.

Archivos adjuntos