Los agitadores verticales son equipos de dispersión preparados para montar en diferentes soportes según sea el emplazamiento que requiera el proceso, es decir, pueden instalarse fijos en pared, columna o suelo o bien disponer de un soporte móvil.

Están diseñados para resolver de forma eficaz operaciones de mezcla, disolución, dispersión y homogenización, en función del tipo de turbina que se instale. Según el proceso, se pueden instalar discos cowles de alto cizallamiento, hélices marinas, cabezales rotor/stator, axiales, radiales, axial de álabes plegables, etc.

Disponemos de tres series: la serie AGL, con un soporte ligero para instalar en pared y previsto para la preparación de pequeños lotes de 25 a 300 L; la serie AGM, con un soporte más robusto para anclar en pared y suelo y diseñado para lotes de 250 hasta 700 L según producto y viscosidad y la serie ACM, instalados en soportes móviles (dimensiones según necesidad) con ruedas y maneta para desplazar el agitador.

La elevación del cabezal de agitación puede ser manual mediante un contrapeso que facilita el movimiento o bien automático mediante un cilindro neumático o un motorreductor.